Negligencias médicas en cirugía: todo lo que saber sobre el tema

Negligencias médicas en cirugía: todo lo que saber sobre el tema

Toda intervención quirúrgica lleva ligados unos riesgos médicos a los que el paciente se expone. Pero más allá de estos, a veces debido a una mala actuación de los médicos, el paciente puede verse afectado por una negligencia médica. Si este es tu caso lo más recomendable es que te pongas cuanto antes en manos de un abogado especialista en negligencias médicas,  por ejemplo, Agarte Abogados, en Sevilla. Desde aquí queremos guiarte en los pasos a seguir si te ves obligado a iniciar este proceso, y ofrecerte una serie de pasos con los que evitar en la medida de lo posible estos riesgos.

Una negligencia médica no es lo mismo que un error humano, si no que se debe a una actuación errónea tanto por omisión como por comisión de la actuación que debe llevar a cabo un médico regida por el código Lex Artis. SI estamos seguros que hemos sufrido una tras nuestro paso por una operación estética no deberemos dudar a la hora de poner …

Lo primer de todo será efectuar una denuncia, donde figure nuestro nombre y dni sobre la persona o el centro en el que se ha realizado la negligencia. Ten en cuenta que si ha sido en centro público la responsabilidad recaerá sobre la sanidad en general mientras que si ha sido en uno privado si que se podrá realizar sobre un individuo en particular. Si más allá de una mera denuncia lo que queremos es iniciar un proceso judicial con el que obtener una compensación por el daño recibido, entonces te volvemos a aconsejar que te pongas en manos de un abogado, y en concreto de un bufete de abogados con experiencia en negligencias médicas, como Agarte abogados.

Afincados en Sevilla desde este bufete conocen bien el terreno legal relativo a este tipo de acusaciones dado que han trabajado ya en numerosos casos de pacientes afectados por cualquier tipo de negligencia médica.

Como bien te explicará tu abogado, una vez que decides acudir a los juzgados si ha sido en un hospital público, deberás denunciar por en los Juzgados de lo contencioso administrativo y si es privados en los juzgados de Primera Instancia de tu Comunidad Autónoma.

Una vez iniciado el proceso, se enviará a un perito médico para demostrar que has sido víctima de una negligencia médica. Se encargará de analizar a fondo tu caso y esclarecerá si el error cometido se debe a una mala praxis o a un fallo humano.

En caso de un fallo en tu contra, puedes seguir con tu caso presentando un recurso que indique que estás en contra de la resolución. En el caso de denuncias por lo penas o civil deberás acudir a la Audiencia Provincial, y de ahí al Tribunal Superior y al Supremos, si continúa siendo desestimada.

En cuanto a un caso por lo contencioso administrativo tendrás que dirigirte a la Audiencia Nacional, y de ahí al Tribunal superior de tu comunidad.

En cuanto a los consejos que tener en cuenta a la hora de someternos a una operación de cirugía estética, aquí te dejamos unas simples recomendaciones con las que intentar saber que estás en las mejores manos:

En nuestra primera toma de contacto tanto con el centro como con el facultativo ya podremos tener en cuenta algunos detalles importantes como medios a sus disposición, calidad de las instalaciones. Será imprescindible que nos ofrezcan un seguimiento personalizado pues cada situación y sobre todo cada paciente es diferente.

Sería conveniente contar con la mayor información posible relativa al cirujano que nos realizará la operación. Si cuenta con la formación necesaria así como conocer su trayectoria médica. Lo mismo en cuanto a las instalaciones, conocer si el hospital o la clínica donde tenga lugar la operación cuenta con las licencias adecuadas.

Antes de la operación, como en cualquier intervención deberán realizarte un chequeo médico para conocer el estado de salud con el que te vas a enfrentar a una anestesia y una operación. Un análisis de sangre y un electrocardiograma serían los pasos mínimos a realizar.

Aunque los errores y las negligencias no se pueden controlar de manera absoluta teniendo en cuenta estas medidas podrás dar de manera más acertada con las mejores manos