Los tratamientos reductores que te ayudarán a estar más bella

Enero es un mes complicado en muchos casos. Acaban de pasar las navidades y empezamos a danos cuenta de las consecuencias de los excesos. Unos cuantos tienen que vérselas con la cuesta de enero, debido al derroche tradicional de estas fechas. Otros tantos tienen que vérselas con los derroches, pero esta vez culinarios. Cenas, comidas y copas en abundancia suelen pasar factura a nuestro cuerpo. Y no es raro que en enero más de uno acuda a hacerse con una buena serie de productos de parafarmacia para lograr recuperar la silueta.

Por ello, queremos comenzar el nuevo año con un post dedicado a los tratamientos reductores más exitosos y en muchos casos sin necesidad de cirugía que facilitarán y acelerarán tu recuperación. En el mercado existen una amplia gama de procedimientos destinados a la modelación y reducción de la grasa en el cuerpo. Elegir el que más nos conviene es clave para lograr los resultados deseados. Para ello deberemos saber qué es lo que buscamos y en base a ello actuar. Pues no es lo mismo la pérdida de un par de quilos acumulados durante las navidades, que un caso de celulitis o un problema de obesidad. Una vez localizado nuestro problema podremos encontrar más fácilmente el tratamiento que mejor se adapta a él, siendo siempre conscientes de que reforzar éste con una alimentación saludable, algo de ejercicio y productos reductores de venta en farmacias y parafarmacias, hará que obtengamos resultados más satisfactorios en menos tiempo.

Entre los tratamientos más demandados y exclusivos de las clínicas de belleza podemos encontrar: cavitación, el drenaje, o . Todos ellos pensados para reducir grasa localizada, por lo que si tu problema es de volumen en general no resultarán adecuados, ya que en ellos se trabaja sobre zonas específicas del cuerpo y no sobre su totalidad.

La cavitación es uno de los más populares desde hace unos años. Muchas mujeres se deciden por él dado su alto grado de éxito y también movidas por ser una técnica poco invasiva y agresiva con el cuerpo que elimina la celulitis y la piel de naranja. El proceso consiste en un masaje con un aparato y gel especial que transforma por rotura las células grasas en líquido haciendo que sea más fácil su eliminación a través de la orina. Es por ello que se aconseja una mayor ingesta de líquido si nos sometemos a este tratamiento para favorecer la eliminación. Como se ha mencionado resulta muy efectivo para acabar con la piel de naranja, pero no es un tratamiento orientado a la pérdida de peso. Si queremos bajar nuestro peso y tonificar nuestro cuerpo sería recomendable hacer algo de ejercicio o bien compatibilizar las sesiones de cavitación con máquinas vibratorias.

Estas máquinas consisten simplemente en una plataforma que vibra y somete nuestro cuerpo a unas vibraciones que según los expertos provoca en nuestros músculos una reacción que conlleva una actividad mucho mayor que si le sometemos a ejercicio tradicional.

En cuanto al drenaje, consiste en un masaje que actúa directamente sobre el sistema linfático , el cual se encarga de nuestras toxinas favoreciendo su eliminación así como la circulación. Un tratamiento similar a este es el realizado a través del frío. Nuestro cuerpo es recubierto por vendas frías que ayudan a reducir nuestro contorno. Previamente se ha debido realizar un peeling así como un masaje destinado a desprender y mover la grasa para su fácil eliminación.

La mesoterapia virtual está tomando también terreno entre los tratamientos más demandados. Dice adiós a las incómodas agujas y se sirve del ultrasonido para hacer llegar sus principios activos al sistema linfático obteniendo resultados magníficos frente a la temida celulitis.