Cirugías adelgazantes: efectos reales

Cirugías adelgazantes: efectos reales

Cada vez existen más mayoristas de ropa fabricantes de tallas grandes, lo que es un claro síntoma de que la población obesa aumenta en España, y por tanto también las operaciones de cirugía estética relacionadas con reducir el sobrepeso.

De entre todas las operaciones de cirugía plástica disponibles en nuestro país, la más demandada en la comunidad de Madrid es la remodelación, que incluye la liposucción convencional, la liposucción ultrasónica pulsada y la vibroliposucción. Estos tratamientos se completan con masajes corporales de drenaje linfático y amasamientos postoperatorios, presoterapia y endermología para recuperar la silueta corporal y mantener la textura y tonicidad de la piel.

Esta intervención se lleva a cabo cuando hay presencia de depósitos grasos no deseados en el abdomen superior e inferior, los flancos laterales, posteriores, la espalda, la cara interna de los muslos y en los tobillos.

Es complementario de intervenciones quirúrgicas en pacientes con obesidad mórbida y moderada que ya han perdido gran cantidad de peso (por su paso en el quirófano –balón intragástrico, cirugía bariátrica- o bien mediante dietas) y presentan descolgamientos, flacidez, debilidad y acumulación de grasa en ciertas zonas.

El éxito de este tipo de terapias, si bien está probada su eficacia, depende de varios factores ajenos al equipo médico que los lleva a cabo, pues es absolutamente necesario que para su consecución, el paciente se implique totalmente en su tratamiento como parte activa del mismo, siguiendo rigurosamente las indicaciones médicas en cuanto a dieta alimentaria y rutina deportiva, ya que cualquier tratamiento que tiene como objetivo principal la reducción de masa corporal debe ir acompañado de este tipo de sacrificios y rutinas por parte del paciente, ya que la intervención médica no es en absoluto suficiente.

Por tanto, los efectos de las cirugías son efectivamente reales, pero con la ayuda imprescindible del paciente, por lo que si alguno de nuestros lectores se está planteando someterse a algún tipo de intervención de este tipo, ha se saber que tendrá que ser disciplinado y riguroso en el cuidado de su salud.