Tratamientos dentales para una sonrisa de película

Tratamientos dentales para una sonrisa de película

Ahora por culpa de las mascarillas que usamos contra el coronavirus mostramos menos la sonrisa. Pero sin duda, es la mejor forma que tenemos de mostrar que somos felices. Una dentadura blanca, perfecta y con brillo es la mejor manera de hacernos una carta de presentación. Por eso, y contando los días (o meses) para poder quitarnos las mascarillas, lo que vamos a hacer ahora es ir al dentista para realizar tratamientos para tener una sonrisa de película.

Para que un tratamiento funcione se necesita contar con una plantilla de especialistas en cada una de las áreas de la Odontología, capaz de dar una respuesta trasversal y múltiple a cualquier necesidad del paciente. Además, para ofrecer un servicio de calidad, es necesario contar con materiales y tecnología de última generación. Nosotros nos ponemos en contacto con Mavident, para que nos hablan de sus tratamientos de la especialización, la tecnología y la cercanía que tienen en sus servicios odontológicos.

Ahora mismo hay especialidades con las que ofrecerte un servicio completo para el cuidado de la funcionalidad y estética de la sonrisa. Por ejemplo estamos hablando de la ortodoncia, implantología bucal, cirugía bucal, periodoncia, odontopediatría, estética dental, odontología conservadora, prótesis dental y radiología. En las clínicas dentales encontrarás un equipo de expertos con una amplia trayectoria profesional y un trato muy humano, dispuestos a hacerte sentir como en casa en cada una de tus visitas al dentista. Nos sentamos en el sillón del dentista y comenzamos con los tratamientos.

Ortodoncia

Para tener una buena dentadura hay que tener una buena base. De nada sirve tenerla limpia si todas las piezas están descolocadas. Sólo el odontólogo de confianza está autorizado para indicar un tratamiento con ortodoncia previo estudio de las necesidades del paciente. No obstante, y de manera general, se puede considerar que la ortodoncia corrige los problemas de mordida: la mordida abierta, que puede provocar dificultades en el habla, la masticación y la articulación temporomandibular, los casos de mordida cruzada, cuando alguno o todos los dientes de la parte superior, se quedan por detrás de la parte inferior, así como los casos de submordida y sobremordida.

Por otra parte, el tratamiento con ortodoncia también está indicado para resolver los problemas de espacio: dientes separados, con distancia potencialmente capaz de dañar los tejidos blandos y generar bolsas periodontales, dientes apiñados, con potencial infeccioso por su capacidad para la acumulación de placa bacteriana y habitualmente responsables de patologías orales comunes como la caries o la periodontitis.

Blanqueamiento dental

El blanqueamiento dental se ocupa de proporcionar un color blanco y uniforme a la dentadura mediante la utilización de agentes químicos. Este tratamiento clásico en Estética Dental consigue así recuperar el tono de esmalte de tus dientes, eliminando además manchas profundas, habitualmente producidas por el tabaco o la ingesta de alimentos y bebidas. Desde la Clínica Dental Mavident nos desaconsejan las soluciones caseras para el blanqueamiento dental, por su potencial abrasivo y por ser su aplicación altamente peligrosa sin la supervisión de un experto.

Las carillas dentales

Con el empleo de carillas dentales se restaura la parte frontal de los dientes delanteros con placas de porcelana para resolver los problemas de coloración, alteraciones de la forma de los dientes, de su disposición o del esmalte, y para cerrar la separación existente entre los mismos. Asimismo, se pueden utilizar coronas o fundas de porcelana o metal para recubrir el diente en su totalidad. En la actualidad, uno de los materiales más empleados para este fin es el zirconio, cuyo éxito se debe a la dureza y resistencia que posee, así como desde el punto de vista estético, donde sus resultados son siempre óptimos.

Implantes dentales

La implantología es una de las disciplinas fundamentales de la Odontología: desde su aparición en los años 70, este campo no ha dejado de evolucionar para ofrecer cada vez soluciones más punteras. El implante dental está formado por dos partes: la raíz, que está hecha de titanio y que se une al hueso mediante un proceso llamado osteointegración y la funda o corona dental, que puede estar hecha de porcelana, composite u otro material.

Una de las ventajas de este tratamiento es que los dientes que se han sustituido por implantes tienen un aspecto totalmente natural y no se notan a simple vista. Al mejorar el problema de la falta de diente, se mejora la funcionalidad de masticación de la boca, además de la estética, y se evitan futuros problemas como los dolores articulares y las caries.

Estos son los principales tratamientos que puedes encontrar en las clínicas dentales. Está en tus manos el poder tener una sonrisa mágica. Así pues, ahora en estos meses de pandemia, vete a tu clínica, que cuenta con todas las medidas de seguridad, y ponte en marcha con tu mejor sonrisa.