Todo lo que debes saber sobre la Periimplantitis

Todo lo que debes saber sobre la Periimplantitis

En algunas ocasiones las personas que se someten a la colocación de un implante dental, después de pasar un tiempo con ellos, están expuestos a experimentar una infección que se conoce como periimplantitis.

No todos tienen conocimiento sobre ella, por eso es muy importante saber cómo es, en que consiste, cuales son los síntomas que se presentan, si se puede prevenir y en caso de que se haga presente saber cómo es el tratamiento que se debe seguir. Por eso los expertos en odontología, endodoncia y tratamientos dentales Qualident nos cuentan todo lo que debemos saber al respecto.

¿Qué es la Perriimplantitis?

Es una infección que se produce en la cavidad bucal que afecta principalmente la encía y el soporte óseo donde se encuentra el implante.

Algunas veces esta enfermedad suele ser confundida con la periodontitis porque su sintomatología es parecida. Sin embargo, es importante tener en cuenta que existen dos tipos de infecciones periimplantarias que son las siguientes:

  • Periimplantitis: ocurre cuando el tejido que se encuentra alrededor de la corona del implante se inflama; llegando a producir una pérdida del hueso bastante grave generando que la osteointegración o que el implante no pueda fijarse correctamente al hueso.
  • Mucositis periimplantaria: es cuando el área que rodea al implante comienza a inflamarse causando mucosidad, pero sin llegar afectar el hueso. Se puede decir que es la primera etapa de la periimplantitis y si no se atiende al momento, entonces es cuando puede complicarse y afectar directamente al hueso.

Actualmente son muchas las personas que tienen un implante dental y no tienen conocimiento sobre estas enfermedades que podrían aparecer luego de tener un tiempo estimado con ellos. Estudios recientes han demostrado que al menos el 20% de la población comienza a sentir la sintomatología y no acuden de inmediato al especialista lo que ocasiona que se complique.

A continuación, conoceremos cuales son los síntomas que suelen indicar que se puede estar en presencia de una infección por periimplantitis, sobre todo si eres una de esas personas que llevan implantes o conoces a alguien que los use.

 Síntomas de la periimplantitis

  • El primer síntoma de alerta es notar un enrojecimiento en el tejido que rodea toda el área donde se encuentra el implante.
  • Otro de los síntomas más frecuentes es que haya dolor al momento de tocar el área y sus alrededores.
  • Si observas que se está acumulando sarro y placa en toda el área del implante.
  • El implante comienza a moverse, lo que no debería suceder porque el implante debería estar fijado al hueso.
  • Molestias en la cavidad bucal y sentir entumecimiento.

Si observas o sientes alguna molestia relacionada con lo mencionado anteriormente, lo primero que debes hacer es acudir de forma inmediata con el médico especialista que te realizó el implante. El diagnostico a tiempo puede evitar que la enfermedad avance y prevenir que el hueso no se vea afectado.

Ahora bien, ¿Qué es lo que causa esta infección bucal? ¿Es posible prevenirla? En el siguiente apartado lo podemos conocer:

Las causas de la periimplantitis

Hay varios factores que pueden generar la aparición de esta infección, algunos tienen que ver con enfermedades anteriores y otros de que tan bien o mal cuiden de su salud. Estas son las principales causas:

  • Haber sufrido de enfermedades periodontales previamente. Existen pacientes que por genética son propensos a sufrir este tipo de infección incluso siguiendo una rutina extrema de higiene dental, casos en los cuales el implante queda expuesto a que aparezca la periimplantitis. Sin embargo, se puede prevenir con cuidados más estrictos.
  • Tener una mala higiene bucal también es una de las principales causas de que esta infección aparezca. Lo que se debe hacer para prevenirlo es realizar los cepillados correspondientes, usar cepillos interdentales, hilo dental y asistir periódicamente al dentista para corroborar que todo vaya bien con el implante.
  • Tener malos hábitos como fumar y excederse con el consumo de alcohol, ya que como es conocido estos son los causantes de mayores infecciones de la cavidad bucal.
  • Otro factor que puede generar la aparición de esta enfermedad es que el implante haya sido mal colocado, por eso es de suma importancia saber elegir que médico especialista es el que se va encargar de hacer ese trabajo, así como también el material y la calidad con que se realice.
  • Sufrir de diabetes también es un factor causante de que los tejidos alrededor del implante se inflamen, esto debido a los altos niveles de azúcar en la sangre que poseen estas personas. Quienes padecen esta enfermedad, deben someterse a un control estricto de su glucosa para poder colocarse un implante, así como seguir cuidados especiales para prevenir la aparición de la periimplantitis o que pueda complicarse.

¿Qué pasa si la periimplantitis no se atiende a tiempo?

Si esta infección no es tratada en el menor tiempo posible, puede ocasionar otros daños al paciente que lleve el implante entre los cuales están:

  • Las encías comienzan a sangrar de forma constante. Primero puede aparecer durante el cepillado, cuando se esté comiendo y luego en cualquier momento del día incluso sin estar haciendo nada; por eso es de suma importancia acudir al especialista apenas aparezca alguno de los síntomas.
  • La prótesis puede comenzar a moverse, esto debido a que las bacterias que se acumulan en el tejido alrededor del implante lo dañan y lo van deteriorando con el pasar del tiempo.
  • Si la perrimplantitis se agrava puede ocasionar la pérdida total del hueso y también afectar al resto de los dientes naturales que se encuentran alrededor lo que es un gran problema.

¿Cómo es el tratamiento para la periimplantitis?

Si sospechas que puedas tener esta infección, lo primero que debes hacer es ir al médico especialista, solo él es quien puede indicar cuál es el diagnóstico y el tratamiento adecuado. No obstante, no está demás hablar sobre cuáles pueden ser:

  • Retirada del tejido de granulación: es una técnica que se emplea para poder acceder a donde se encuentra el implante que es donde se origina el problema.
  • Raspado sungival: es un tratamiento lo menos invasivo posible que consiste en limpiar la placa bacteriana que puede estar causando daño al implante, de modo que no se necesario removerlo para que pueda seguir cumpliendo correctamente con su propósito.
  • Existe otro tipo de tratamiento de acuerdo al daño que se haya causado, ejemplo, si afectó directamente al hueso, se aplica un tratamiento regenerativo que consiste en recolocar los tejidos eliminando las bolsas que pueda haber causado la infección y eliminar completamente la placa bacteriana. Es un tratamiento a largo plazo pero que contribuirá a mejorar la condición.
  • Tratamiento regenerativo, este se aplica en caso de que el paciente tenga una buena morfología para aplicar injertos, de modo que se puedan recuperar de forma exitosa los tejidos perdidos.

¿Es posible prevenir la aparición de Periimplantitis?

Aunque existen algunos factores que tienen que ver más con la genética que con los hábitos de las personas con implantes, si existen algunas recomendaciones que pueden contribuir a que esta infección no aparezca, las cuales son:

  • Realizar un cuidado minucioso de higiene dental siguiendo los consejos de siempre: cepillarse después de cada comida, hacer uso del hilo dental, enjuagues bucales, etc.
  • Eliminar los malos hábitos, evitando en exceso el consumo de alcohol y tabaco; las personas que fuman son más propensas a sufrir de esta enfermedad, además se ha comprobado que el alcohol es un proliferador de bacterias. Por esto, dejar estos malos hábitos es fundamental si se quiere evitar la periimplantitis.
  • Si tienes implantes debes programar al menos cada tres meses limpiezas bucodentales con el especialista para eliminar la placa y el sarro por completo, hacer esto garantiza que la enfermedad no aparezca o que si lo hace no sea tan grave.
  • Asistir periódicamente con el especialista que te coloco el implante de forma que pueda observar que todo marche como debe ser y que no exista ningún tipo de problema que afecte el implante, los tejidos ni los dientes que están alrededor.

Como pudimos conocer la periimplantitis es una infección de la cavidad bucal que afecta a las personas que tienen un implante dental, causa inflamación en el tejido que se encuentra alrededor del área donde se encuentra el implante; y si no es tratada a tiempo puede tener consecuencias graves para la persona como sangrado y perdida del hueso.

Esta infección puede aparecer tanto como por factores genéticos, como por haber sufrido previamente otra enfermedad dental o por una mala higiene. Sin embargo, es posible tratarla, cuando aparezcan los primeros síntomas, siempre que acudamos al especialista, quien dirá que tratamiento se puede seguir y que tanto esta avanzada.

De igual manera, también se puede prevenir siguiendo una buena rutina de higiene dental, realizando limpiezas profesionales cada tres o cuatro meses para eliminar el sarro, las placas bacterianas y eliminando los malos hábitos como disminuir el exceso de alcohol y el tabaco. En conclusión, la prevención es la mejor forma de evitar la aparición de la periimplantitis.