Los mejores tratamientos para rejuvenecer el rostro

IMG-20240324-WA0000_42_11zon

Muchas mujeres recurren a los hilos tensores para corregir la flacidez facial. Esta técnica de rejuvenecimiento permite elevar las cejas o un efecto lifting de pómulos, del ángulo mandibular y del cuello.

Es un tratamiento mínimamente invasivo y está indicado para personas a partir de 30 años. Se puede utilizar como tratamiento único o combinado con los rellenos con acido hialurónico, o el tratamiento de las arrugas de expresión mediante bótox.

Estos hilos aumentan la producción de colágeno y estimula los fibroblastos. Los profesionales de
ICOA, expertos en salud dental y Medicina Estética, explican que muchas personas optan por los hilos tensores porque consiguen un efecto lifting, pero con un acabado muy natural.

También puedes optar por la dermoabrasión, ya que este tratamiento estimula la microcirculación, disminuye las líneas de expresión, reduce el daño producido por el sol, reduce el tamaño de los poros, mejora el aspecto de las cicatrices ocasionadas por el acné…

El especialista utiliza una punta de diamante para quitar las capas más superficiales de la piel hasta llegar a la dermis. Antes de someterte a la dermoabrasión, puedes usar una crema con retinoide, para ayudar a la cicatrización.

También es aconsejable evitar la exposición solar sin protección y tampoco puedes fumar una semana antes de la intervención, porque este hábito reduce el flujo sanguíneo en la piel y puede retrasar el proceso de curación.

La duración de la intervención oscila entre la hora y la hora y media. Este tratamiento puede realizarse como complemento a otras técnicas, como el estiramiento facial o el rejuvenecimiento facial con láser.

Se recomienda realizar este tratamiento en invierno, porque después del tratamiento el paciente no puede exponerse al sol. No pueden someterse a la dermoabrasión aquellas pieles que han sido radiadas con radioterapia, quemadas, que se encuentran en la fase más activa del acné, pieles muy morenas, personas con alergias cutáneas y pieles con pecas.

La radiofrecuencia facial también puede tratar las arrugas y la flacidez del rostro y del cuello. Este tratamiento regenera y produce de nuevo colágeno, gracias a las ondas electromagnéticas.

Otra de las ventajas es que no necesitas agujas ni inyecciones. La radiofrecuencia mejora la circulación sanguínea, elimina líquidos, mejora los tejidos, reduce las ojeras, elimina la papada, reduce las manchas y las cicatrices del acné.

Gracias a esta técnica lucirás una piel más firme, tersa, hidratada y luminosa. Este tratamiento se recomienda a partir de los 30 años, que es cuando comienzan a hacerse visibles los primeros signos de envejecimiento.

La piel se verá más joven a partir de los tres meses, porque es el tiempo necesario para que los fibroblastos creen colágeno nuevo. Esta técnica no necesita cuidados especiales y después de la sesiones el paciente no precisa ninguna baja laboral.

Los profesionales explican que es aconsejable ejercitar los músculos de la cara para evitar el descolgamiento natural. Con el yoga facial consigues una piel más tersa y tonificas los músculos.

Puedes tener un rostro terso mediante ejercicios muy sencillos. Esta técnica estimula la circulación de los vasos sanguíneos y aporta flexibilidad a la piel. Debes practicar yoga facial una vez al día, entre 10 y 15 minutos y cuatro sesiones a la semana.

«Esta práctica requiere de concentración y respiración consciente, por lo que nos ayudará a relajarnos y a disminuir el estrés o la ansiedad», informa La Vanguardia.

Con el siguiente ejercicio puedes eliminar las líneas nasogenianas, es decir, son las que van de la nariz a la comisura de la boca. Estas arrugas aportan tristeza y seriedad al rostro.

Los factores que pueden favorecer que aparezcan estas arrugas son la predisposición genética, la disminución de grasa centro-facial, el envejecimiento de la piel, etc.

Para eliminarlas estira el músculo de la zona en profundidad con ayuda de los dedos. Después aplica un aceite facial y estira hacia fuera con un masaje.

Pero, si el surco nasogeniano está ya muy marcado, puedes recurrir al ácido hialurónico. Los expertos recomiendan el relleno de ácido hialurónico directamente sobre la arruga o traccionar desde el pómulo.

El ácido hialurónico se usa mucho en cosmética y medicina estética para eliminar las arrugas. Se trata de una sustancia viscosa que se encuentra, sobre todo, en la piel y en el líquido articular.

Los especialistas en medicina estética optan por este producto porque es capaz de retener el agua de las capas más superficiales de la piel, transportar nutrientes e hidratar.

Es habitual la aplicación del ácido hialurónico en formato sérum o booster, pero esta sustancia está presente en muchos productos cosméticos y capilares.

Comparti articulo

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Articulos relacionados

Blanqueamiento dental

¿Alguna vez has querido tener tus dientes blancos pero no te atreves a acudir a una clínica porque piensas que te harán daño? Pues para eso mismo se está elaborando este artículo, para que contéis con mucha información sobre el tratamiento del blanqueamiento dental. Hay

El ácido hialurónico ayuda a eliminar el ‘código de barras’

El ácido hialurónico lo produce nuestro propio organismo, pero con la edad, nuestro cuerpo produce menos cantidad, lo que hace que la piel se deshidrate y aparezcan arrugas. “Es un polisacárido que tenemos endógenamente en el cuerpo, que generan los fibroblastos de manera natural y

No hay más entradas que mostrar