La salud y la natalidad

La salud y la natalidad

Nuestra sociedad tiene como elementos fundamentales a la salud y la natalidad. El desarrollo de la salud en estos últimos años ha mejorado considerablemente, como la esperanza de vida, pero la natalidad es mucho menor, lo cual puede llegar a afectarnos a largo plazo. No es que hablemos de algo posible, es que si vamos a datos de hace dos años, veremos que solo nacieron cerca de 180.000 residentes en territorio español.

Son unos datos que realmente son los más discretos que existen desde que se comenzaron a ir haciendo registros cada seis meses de natalidad, algo que comenzó en el 1941. Estas cifras que se están dando han hecho evidenciar, que las políticas destinadas a estimular la maternidad y la paternidad, no han dado resultado alguno.

Podemos decir, que este tipo de datos pueden deberse a la clase de vida que llevamos, pues es un hecho que cada vez es más complicado tener descendencia. No es solo lo que ha subido el nivel de la vida, también podemos hablar de que los trabajos cada vez se están precarizando más, pues no existe una estabilidad laboral que ayude a que las familias se animen a que nazcan más niños.

Ahora en España los nacimientos son del 50% menos de lo que sucedía en mitad de los años 70 y si se compara es aún peor, pues antes de la crisis de 2008, los índices de nacimientos estaban por encima de los 250.000 nacimientos. Aquí es justo donde se evidencia lo importante que ha pasado a ser el tema de la reproducción asistida y sus técnicas, que son las que hacen posible que se fecunden in vitro los embriones que antes han sido fecundados por las donaciones de esperma y óvulos. La moralidad y sus problemas has dejado sitio al uso de esta técnica, que es cada vez más necesaria. A la hora de afrontar la promoción y el avance de las técnicas de reproducción asistida, IVI Global Educatión, especialistas en la formación de profesionales en el terreno de la Reproducción Humana Asistida, aseguran que cada año la sociedad necesita más expertos formados en estas técnicas, algo que creen que va a seguir produciéndose.

Los motivos más importantes de la reproducción asistida

En este sentido, entre los motivos principales por los que se recurre a este tipo de reproducción en España, es debido a factores de tipo biológicos, tanto en los hombres como las mujeres, aunque dichos motivos no son solo estos.

Si vamos a los porcentajes, los femeninos son de cerca del 29% y el masculino de un 20%. Hay otras clases de causas mixtas que son de un 19,1% y también debemos hablar de que las mujeres que no tienen pareja llegan a ser un 4,4%, así como las parejas que presentan patologías infecciosas transmisibles, también son de algo menos del 1%.

A la hora de fijarse en las cifras que tratan el factor correspondiente al sexo femenino, debemos hablar de las últimas cifras del INE, que logran ilustrar bien la tendencia hacia la maternidad cada vez más tarde.

Si vamos a finales de los años 80, la edad para ser madre y tener el primer niño era de 26 años, en 2017 ya rozaba los 31 años. En cuanto al conjunto de hijos, a hora se ha pasado de 28 años en 1988 a 32 en 2017.

Otro dato que deja bien claro el problema, es que hace 20 años solo un uno por ciento de los niños eran de madres mayores de 40 años, ahora la cifra es de un 4,2%.

Existen empresas que incluso llegan a realizar descuentos de gran importancia a las trabajadores que elijan congelar sus óvulos, algunas de ellas muy importantes, como Google o Facebook, lo que nos llega a dar una idea de los cambios a nivel social que se han producido gracias a los grandes avances que se han producido en la reproducción asistida.

Respecto a todos estos temas, la clínica IVI cree que estos cambios sociales en cuanto a la maternidad diferida por elección, son importantes. Ellos, como clínica que se dedica a afrontar los problemas de fertilidad, han llegado a contabilizar a más de 5000 mujeres ha ya han preservado los óvulos para ir usándolos más adelante, puesto que un 75% de ellas carecían de pareja cuando tomaron la decisión.

Esperemos que más pronto que tarde, la sociedad se de cuenta de que a nivel de fertilidad nos encontramos ante un problema que hay que solucionar, o al menos ayudar a que las soluciones sean posibles para cada vez más gente, lo que hay que tener mucho en cuenta en la sociedad en la que vivimos, la cual avanza sin duda alguna.