La salud mental, la asignatura pendiente en las escuelas españolas

La salud mental, la asignatura pendiente en las escuelas españolas

La salud, es para much@s, la asignatura pendiente de las escuelas del país, y exigen, una formación del profesorado dirigida a promover la mejora de la calidad de vida de las personas, así como a fomentar una serie de hábitos saludables, que van desde la alimentación, al  deporte, pasando, por supuesto, por la higiene física y mental.

Según l@s expert@s, esto contribuirá de manera significativa a una mejora de la salud y el bienestar del alumnado, pero, exige la participación de toda la comunidad educativa, aunando esfuerzos, a fin de alcanzar unos objetivos concretos. Así, tanto las familias, como las escuelas, como las administraciones públicas, han de trabajar codo a codo, para promover hábitos saludables entre l@s más peques, formando al alumn@, pero también a los profesores y profesoras, y es en la universidad donde estos últimos han de ser formados en relación con la salud.

De esto habla el libro Educación y Salud en una Sociedad Globalizada, de Mª del Mar López Rodríguez, Verónica V. Márquez Hernández y Antonio José González Jiménez, y está disponible en PDF para su descarga.

Otros libros de gran rigurosidad y perfectamente documentados los encontramos en Ediciones Aljibe,  una editorial de gran prestigio a la que avalan sus  25 años de experiencia, y que es todo un referente en publicaciones de temática educativa, especialmente en la atención a las Necesidades Educativas Especiales. Sus publicaciones, orientadas a la mejora de la atención a la diversidad, dan respuesta a profesionales de la educación, la psicología y la pedagogía, principalmente.

La salud mental en la escuela

El tema de la salud mental en la educación, continua siendo un tema tabú, a pesar de que hoy, es precisamente cuando más se necesita. Y es que ante una situación anormal, como la que vivimos en la actualidad, lo normal, es presenta respuestas anormales. En palabra de Jiddu Krishnamurti, no resulta saludable estar bien adaptado a un sociedad profundamente enferma.

No hay nada más cierto. Sin embargo, sigue existiendo un fuerte rechazo a abordar estos temas en el entorno escolar, y además, no siempre es posible detectarlos. Por el contrario, lso problemas físicos, son más fácilmente observables, y desde muchos centros, se han puesto en marcha una serie de programas y actividades dirigidas a fomentar los hábitos de higiene, el deporte o la buena alimentación, pero dejan a un lado los problemas relacionados con la salud mental del alumnado.

Familiares y profesorado se muestran reacios  a hablar de la salud mental de los más peques, como si no existiesen o, peor, como si no pudiesen existir, como si los problemas mentales fueran únicamente cosa de los adultos. Nada más lejos de la realidad, existen infinidad de niñ@s y adolescentes que padecen serios problemas emocionales, de conducta o de aprendizaje. De hecho, la organización mundial de la salud, OMS, advierte que uno de cada 8 sufre problemas mentales. Un asunto muy serio que es necesario abordar, ya que los trastornos mentales, se presentan durante la niñez y la adolescencia, y la mayor parte de los problemas de los adultos, ya empezaban a manifestarse en estas etapas.

Así, pues, tenemos, que además de numerosos alumn@s con problemas mentales, existen otra cantidad similar de adultos que las padecen, es decir, sus propios padres/madres y profesores/profesoras. Vemos, entonces, que tratar estos problemas a tiempo, es de vital importancia para el conjunto de la sociedad, y que de ello depende el futuro de la misma.

Pero el problema, es que muchas veces, cuando se trata de considerar los problemas de salud mental de l@s más peques, se produce un silencio total, y pocos parecen dispuestos a trabajar con ellos.

Algunos profesionales, recomiendan el empleo de tests, a fin de proporcionar datos sobre la salud mental del alumnado y profesorado, pero para otros, a pesar de la utilidad de estos datos, estas pruebas, únicamente contribuirían a aumentar el nivel de estrés y ansiedad de los mismos.

Los continuos cambios en el sistema educativo español, no ayudan, más bien todo lo contrario, y ponen cada vez más trabas para que l@s alumn@s con problemas, pueden finalizar con éxito la etapa escolar, aumentando de manera importante, el número de casos de fracaso. Desde Europa ya nos han dado un toque, somos el país con mayor fracaso escolar.