Estética y salud dental tienen mucho más que ver de lo que pensamos

Estética y salud dental tienen mucho más que ver de lo que pensamos

Por fortuna, parece que vamos teniendo claro que una sonrisa blanca y bonita es una de las mejores armas con las que podemos contar para intentar ganar en lo que a estética se refiere. La sonrisa es uno de los primeros atributos físicos en los que nos fijamos cuando conocemos a alguien, ya sea hombre o mujer. Es indudable que es uno de los factores que nos puede dotar de una mayor expresividad y luz. Por eso, es necesario cuidarla e impedir que nos genere ningún problema de imagen del que nos podamos arrepentir.

Efectivamente, el 86% de los españoles considera que es importante tener una buena higiene dental. Es lo que apunta la noticia que os hemos enlazado del portal web saludemujer.com. El autor o autora considera que son tres las principales ventajas que implica una cuestión como de la que estamos hablando:

  • Reduce la probabilidad que tenemos de que nuestros dientes rechinen.
  • Hace que la masticación sea mucho más fácil.
  • Además, hace que se reduzcan las opciones de padecer enfermedades periodontales, que son las que terminan causando severos problemas en cada una de las zonas que componen nuestra boca.

La portal web Webconsultas informaba en otra noticia de que la salud dental de los españoles no es la correcta. Entre algunas de las cifras que se mencionan en dicho artículo, se destaca el hecho de que un tercio de los españoles reconoce cepillarse solo una vez al día los dientes. El 6% reconoce que jamás lo hace, una cifra que asciende hasta un nada despreciable 20% entre personas que superan los 65 años de edad. Hablamos de un problema de una gravedad muy grande y para el que necesitamos acciones concretas de sensibilización. De no existir estas acciones, la salud dental de nuestros mayores terminará siendo casi inexistente.

Estética y salud están relacionadas de una manera natural. Una sin la otra no existe. Y esta relación se refuerza de una manera exponencial si la zona de nuestro cuerpo de la que estamos hablando es la sonrisa. De hecho, desde la clínica Blanc nos han hecho referencia en repetidas ocasiones a que buena parte de los nuevos clientes y clientas de los que dispone terminan acudiendo a sus instalaciones a causa de que pretende mejorar su estética. La salud dental, en este caso, es un medio para alcanzar un fin, aunque es cierto que debería ser un fin en sí misma. El caso es que, gracias a la importancia que le otorgamos a la estética en lo que respecta a nuestra boca, terminamos cuidando mucho mejor de nuestra salud dental. Y eso es lo que cuenta.

Los jóvenes se interesan más por esto que los adultos

En general, como ya os hemos comentado, hay una clara mejoría en lo que al cuidado de nuestro aspecto dental se refiere. Pero, si diferenciamos los diversos grupos de población, encontraremos diferencias que nos permitirán conocer dónde hay una mayor dificultad a la hora de apostar por el cuidado de nuestros dientes. Y, en este sentido, tenemos una conclusión que es bastante clara: los jóvenes, llevamos por la importancia de la estética a día de hoy, tienen mayor interés por cuidar de su boca que las personas más adultas.

¿Es esta una buena noticia? Podríamos verlo desde dos vertientes: desde la primera diríamos que sí, porque si los jóvenes se acostumbran a este tipo de cuestiones, las generaciones futuras tendrán un buen espejo en el que fijarse. Por otro lado, nos parece una lástima que haya personas de edad más avanzada que dejen de lado su salud dental. Esto no hace sino acelerar su proceso de envejecimiento.

No cabe la menor duda de que la estética y el cuidado de nuestra boca es algo que nos concierne a todos y a todas y que debemos saber cuidar. Tenemos la esperanza de que nadie se quede al margen de algo tan importante en un futuro. Y es que la sanidad y la estética es algo a lo que debería tener derecho todo el mundo. Está más que comprobado que algo así mejora la calidad de vida de la gente y que ese debe ser uno de los caminos a seguir para mejorar en cuanto a felicidad y en cuanto a confort con nosotros y nosotras mismas.

La salud dental es algo a lo que hay que darle un valor tremendo a pesar de que no sea uno de los motivos que nos pueda llevar, como ocurre como otras zonas del cuerpo, a un fallecimiento. Pero está claro que disponer de una buena salud dental implica disponer de una vida mejor y alejada de todo tipo de dolores. Porque no tener los dientes sanos trae implicaciones como las del dolor de muelas o de oído. ¿Es eso lo que queremos para nuestro futuro?