Cuida tus dientes cuando hagas deporte

Cuida tus dientes cuando hagas deporte

Puede ser una de las peores cosas que ocurre. Y es que hacer deporte es lo mejor que hay para nuestra salud, pero en ocasiones puede ser lo más peligroso cuando los dientes están de por medio. Seguro que en más de una ocasión te ha ocurrido que jugando al fútbol o al baloncesto has sufrido la rotura de un diente. Es algo natural, pero también lo más desagradable. Hace años apenas había posibilidad de recuperarlo, pero ahora, con los avances de la ciencia, ya es otra cosa. Es más, ahora existe hasta una odontología deportiva.

“En muchas actividades deportivas se vienen empleando cada vez más un protector bucal para evitar lesiones en los dientes y los maxilares, en especial en deportes de alto riesgo y deportes de contacto. El protector bucal deportivo es un aparato flexible intraoral que no sólo protege nuestros dientes, sino también los huesos, labios, lengua y la articulación témporo-mandibular de posibles traumas”, nos cuentan desde Clínica Dental José Luis Cano, que son especialistas en esta modalidad.

De hecho, a día de hoy se están convirtiendo en una protección imprescindible para practicar deportes en el ámbito profesional tales como: baloncesto, rugby y boxeo. Seguro que te viene a la memoria esos partidos en los que los jugadores se llevan la mano a la boca y sacan el protector.

Pero no solo se recomienda usarlo para  hacer deporte, además, es recomendable el uso de los protectores bucales en el caso de llevar brackets de ortodoncia para evitar de esta forma cortes o si se emplea algún tipo de prótesis bucal o puentes. Esta protección bucal está fabricada con polímero termoplástico de la mejor calidad. Es un material blando y flexible que absorbe los impactos y reduce los daños que se pueden producir por consecuencia de los golpes.

Modelos de protectores bucales

En estos momentos podemos encontrar tres modelos diferentes de protectores bucales en el mercado. Te vamos a detallar más esos modelos por si los deseas adquirir para tu práctica deportiva.

Protector bucal estándar o comunes

Estos son unos modelos prefabricados y que están listos para ser usados. Tienen unas medias estándar, por lo que no se adaptan correctamente a la boca. Son muy voluminosos y pueden llegar a dificultar la respiración y el habla. Su mayor ventaja, su bajo coste y que se pueden encontrar en tiendas deportivas o farmacias. Es ideal para el día a día, si realizas un deporte y no quieres sufrir ningún susto.

Protectores bucales adaptables o modelados

Los de esta gama se adaptan en cierta medida a la boca. Antes de utilizarlos se hierven para ablandarlos y luego se colocan en la boca y se muerde para darles algo de forma y adaptarlos así a las medidas de los dientes. Aunque son mejores que los protectores comunes, también pueden llegar a dificultar el habla o la respiración. Los puedes encontrar en farmacias y en algunas tiendas deportivas.

Protectores personalizados y hechos a medida

Son los protectores bucales realizados por el Odontólogo. Como es lógico son los mejores y los que te ofrecen más garantías. Se fabrican con materiales termoplásticos a partir de un molde exacto de la boca del paciente. Se adaptan a la perfección a la anatomía de la boca, siendo más cómodos y sin llegar a dificultar nada. Tampoco se caen, ofreciendo así una mayor protección. Esta clase de protector bucal se encuentra disponible en colores diferentes o pueden ser transparentes. Por sus propias características son los que ofrecen una protección más efectiva contra los traumatismos. No en vano son los más utilizados por los deportistas profesionales, como los jugadores de rugby, baloncesto o los boxeadores.

Aunque es más caro, la mejor opción siempre como es lógico es el protector hecho a medida, ya que se adapta perfectamente a los dientes y encías de cada persona. Además es como no llevar nada, pero sabes perfectamente que te está cubriendo perfectamente.

Muchas personas se preguntan cuánto tiempo pueden durar estos protectores. Pues según nos comentan desde la clínica dental José Luis Cano es recomendable siempre renovar cualquier tipo de protección dental cada año o cuando finaliza la temporada deportiva. Con el uso y el paso del tiempo los protectores dentales se van desgastando y pierden su eficacia original. De todas formas, esto siempre dependerá de cuánto se usen. Por ejemplo, los deportistas profesionales suelen cambiarlos cada 6 meses. En el caso de los niños y adolescentes, es importante su reemplazo ya que la boca y los dientes todavía están en pleno desarrollo.

Ya has visto que ahora mismo no te tienes que preocupar de hacer deporte y cuidar tus dientes. Hay medios para protegerlos.