¿Cómo se realiza un trasplante de cabello?

erewrwewer(FILEminimizer)

La calvicie y la perdida de cabello es algo que nos preocupa a todos, sobre todo cuando vamos avanzando en edad y las entradas y los espacios en blanco en nuestra cabellera comienzan a aparecer, o por ejemplo, en esos casos graves de alopecia.

Lo bueno es que la medicina estética siempre sale a nuestro rescate y hoy nos ofrece la alternativa del trasplante de cabello. Si quieres saber como funciona e información de utilidad sobre ella, entérate de lo que nos han contado los expertos en materia de FUE Hair-transplant system.

¿Cómo funciona el trasplante de cabello?

Este se trata de un procedimiento quirúrgico que se lleva a cabo para mejorar el problema de la calvicie. Así, se pasan cabellos de una zona poblada a zonas donde hay calvicie, de la siguiente manera:

  • Se coloca anestesia local para insensibilizar el cuero cabelludo, y en algunos casos hasta se puede dar un medicamento para relajarlo.
  • Se limpia completamente el cuero cabelludo.
  • Se retira una tira de cabello, usando un escalpelo (bisturí) y se coloca aparte. Esta zona pasa a ser entonces la zona donante, la cual se cierra con pequeñas suturas.
  • Se separan pequeños grupos de cabellos, o cabellos individuales, de la porción de cuero cabelludo que se extrajo, la cual, en algunos caos, se puede renovar utilizando zonas más pequeñas de cuero cabelludo o grupos de cabellos por medio de asistencia robótica.
  • Se limpian las zonas de calvicie que recibirán estos cabellos sanos, las cuales serán las zonas receptoras.
  • Se hacen diminutos cortes en la zona de calvicie.
  • Se colocan los cabellos sanos con mucha delicadeza en las incisiones.

Así, mediante este procedimiento, se pueden llegar a trasplantar cientos o miles de cabello en una misma sesión.

Tipos de trasplante

El equipo de FUE Hair-transplant system nos comenta los tipos de trasplante por los que podemos optar:

  • Trasplante de unidades foliculares (FUT)

El método FUT se conoce también como técnica de tira o método FUSS. Consiste en un procedimiento en el que se extrae una parte de cuero cabelludo de la zona posterior de la cabeza.

En esta el tamaño de cada folículo puede estar en torno a los 15-25 centímetros, los cuales serán divididos en pedazos más pequeños con un bisturí, llegando a dividir la tira hasta en 2.000 fragmentos más pequeños, los cuales serán los injertos.

El siguiente paso será hacer pequeños agujeros en el cuero cabelludo donde se trasplantará el cabello. En estos serán en donde se inserten los cabellos extraídos. Finalmente se cubre todo con vendas o gasas.

  • Extracción de unidades foliculares (FUE)

El procedimiento FUE es incluso más sencillo de aplicar que el anterior, ya que consta de menos pasos.

En primer lugar, afeita el pelo de la parte posterior de la cabeza del paciente. Entonces, se procede a sacar los folículos de manera individual. Una vez obtenidos todos los necesarios, el cirujano hace pequeños agujeros en el cuero cabelludo del paciente e injerta los folículos pilosos en los agujeros. Por último, al igual que en el tratamiento anterior, cubre todo con vendas o gasas.

Sea cual sea la técnica elegida, en cada sesión se pueden requerir entre 1.000 y 5.000 unidades y la densidad idónea de pelo para que los resultados sean buenos debe ser de 30 a 90 unidades foliculares por cm2.

En el caso de los hombres con una alopecia muy extensa se puede utilizar la técnica de extracción por tira (FUT o FUSS) e incluso combinarla con la FUE para obtener folículos de los laterales, e incluso, combinando ambas estrategias, muchas veces los especialistas advierten que podría no llegar a cubrirse toda la zona afectada en su totalidad.

No obstante, muchas veces los pacientes tienen que valorar la gran ayuda que esto sugerirá para su apariencia estética y que las unidades foliculares trasplantadas ya no se caerán, aun cuando es probable que no todas ellas lleguen a progresar.

¿Por qué se realiza el procedimiento?

Este procedimiento nació como una solución a los problemas de calvicie que pueda estar presentando una persona, de forma de devolver la cantidad de cabello deseada por la misma. De esta forma, no solo se mejora la estética del paciente, sino que también se le devuelve la confianza y autoestima que nace de su propio autoconcepto y de su imagen personal.

La mayoría de las personas que se someten a un trasplante de cabello tienen patrones de calvicie masculina o femenina, con pérdida de cabello en la parte frontal o en la parte superior del cuero cabelludo.

El requisito aquí es seguir teniendo cabello abundante en la parte posterior o a los lados del cuero cabelludo para tener cabello que extraer y trasplantar.

Riesgos

Como muchas cirugías, esta tiene sus ciertos riesgos, los cuales son:

  • Sangrado
  • Infección
  • Cicatrización
  • Mechones de crecimiento de cabello de apariencia antinatural . De hecho, en algunos casos puede pasar que el cabello trasplantado no luzca tan bien como lo hubieras deseado.

Por supuesto, como ante toda cirugía,  lo idóneo es contar con un buen estado de salud para que sea lo más exitosa y segura posible.

La recuperación tras el injerto capilar

La recuperación del injerto capilar es el objetivo que se busca con estos tratamientos, y se puede dar en unas horas o unos días después de realizarse la cirugía.

Por lo general, esta comienza a trabajarse después de que se ha realizado el procedimiento, el cirujano ha retirado las vendas de la cabeza y el paciente puede marcharse a casa ese mismo día con algunos síntomas de los que hablaremos más adelante y que forman parte del postoperatorio, como un poco de sensibilidad o inflamación en la zona trabajada.

Postoperatorio

Luego de la cirugía, no se necesitará de un periodo postoperatorio como tal, sino que el paciente podrá volver a su rutina diaria con total normalidad.

Lo único es que una vez terminado el tratamiento puedes sentir mucha sensibilidad en la zona trabajada, para lo que bastará con un simple medicamento para el dolor,  y durante un día o dos tener un apósito quirúrgico grande o un apósito más pequeño, que se puede proteger cómodamente con una gorra.

Otra medida que se debe cuidar es que hay que esperar unos días para poder lavarse el pelo. Durante las primeras semanas, deberá cuidar usar champús suaves.

Igualmente puede parecer que los injertos de cabello se caen, pero el cabello crecerá de nuevo. Si esto sucede, no hay que preocuparse, ya que lo normal es que el cabello trasplantado no crezca mucho o coincida con el cabello que se halla alrededor.

Por todo esto es importante que sigamos las indicaciones que nos de nuestro médico para que el postoperatorio sea lo más sencillo y libre de complicaciones posible y los resultados sean los más efectivos.

Expectativas

La mayoría de los trasplantes de cabello dan como resultado un excelente crecimiento del cabello al cabo de varios meses después del procedimiento, al igual que los cabellos reemplazados se mantiene de forma permanente.

Eso sí, para asegurarnos de que este sea el resultado hay que ponernos en manos de especialistas calificados en una clínica de buena reputación, que nos garantice que de vedad pasaremos por un tratamiento profesional que nos ofrezca el resultado estético que buscamos.

Si estamos con un buen especialista, en la etapa de diagnóstico, necesaria para poder garantizar un tratamiento profesional y de excelente resultados, este debe ser muy claro con el paciente en cuanto a su situación y los resultados que pueden obtenerse.

Dependiendo de las características de cada caso y el tipo de injerto que puede llevarse a cabo, los resultados podrían variar, y en muchos casos es posible que sean diferentes a los que el paciente espera, por lo que debe estar muy claro de que es lo que obtendrá si sigue adelante con el procedimiento.

La idea es que el paciente se sienta satisfecho con lo que se ha logrado, y la clave para ello es que no tenga expectativas que no sean reales.

La eficacia de los injertos capilares

Por último, hablaremos un poco de la eficacia de estos métodos a lo largo de su historia. Comenzamos contándote que el primer trasplante capilar se produjo en Japón en 1939. Luego, en las décadas siguientes, los especialistas médicos desarrollaron diversas técnicas de injerto capilar hasta llegar a los métodos avanzados que conocemos hoy en día.

Es cierto que el injerto capilar no funciona de la misma manera para todo el mundo y que no ofrece resultados definitivos para casos muy avanzados de alopecia. No obstante, si que son una gran solución para cualquiera de estas necesidades, tanto en hombres como mujeres, y de más está decir que funciona mejor que otros métodos de regeneración del cabello ofrecidos en el mercado.

Lo que prometen estas técnicas es que al menos entre el 10% y el 80% del cabello trasplantado volverá a crecer completamente en un tiempo estimado de 3-4 meses. Esto siempre tomando en cuenta que al final, estos cabellos, al igual que los normales, irán adelgazado con el tiempo, por lo que podrían volver a ceder.

Comparti articulo

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest

Articulos relacionados