Sedentarismo, la enfermedad del siglo XXI

Sedentarismo, la enfermedad del siglo XXI

Estaba volviendo del trabajo en mi coche cuando a unos 2 kilómetros de casa empiezo a notar un ruido raro, como de la transmisión. Aguanto un poco más y llego con éxito a http://www.tallerautobabel.es/ un taller de confianza al que siempre llevo el coche cuando le salen las goteras y es que, aunque es un Volvo, no deja de tener más de 20 años. No suelo ser fiel a casi nada, pero en estos tiempos encontrar un taller con adecuada relación calidad precio es un triunfo

Total, que aparco y empiezo a contarle al mecánico que estaba afuera la razón de mi visita, me agacho para tomar la documentación de la guantera y me da un latigazo que literalmente me quedé en el sitio. Dolor tremendo y me tocó llamar a mi mujer para que viniera a buscarme. Pese a mi dolor dejé el coche en manos de ellos y me tocó ir como pude a urgencias.

Después de un análisis, el doctor me dijo que tenía lumbago y que debía de empezar a cuidarme. Me comentó que con el sobrepeso que tenía estaba proclive a muchas enfermedades, siendo el lumbago de las más livianas que me podían ocurrir.

shutterstock_326233562reducida

Consejos para luchar contra el sedendarismo, un protagonista peligroso del siglo XXI

Total, que me dio una serie de pautas y consejos para poner freno al sedentarismo que os las voy a poner para que si estáis en el mismo estado que yo hace 1 año las sigáis. Sé por experiencia propia lo fácil que es caer en la vida sedentaria, pero sino nos ayudamos todos un poquito, la vida de muchos de nosotros corre peligro. Si supiésemos la cantidad de muertos que se producen a lo largo del año debido a los efectos colaterales del sedentarismo nos quedaríamos de piedra.

A pesar de que no puedas dedicar más de una hora o dos a practicar deporte, existen una serie de gestos que mejorarán tu físico, salud y así ir gradualmente evitando el sedentarísmo. Esto junto a una buena dieta puede hacer que pierdas 23 kilos como yo sin darte cuenta, de verdad.

  • Procura caminar siempre que puedas, aunque solo sea 10 minutos, hay trucos como bajarse una parada antes del bus o del metro y así acabas el camino andando.
  • En caso de que tengas que hacer un mandado, siempre que la distancia te lo haga posible, intenta ir caminando.
  • Si por tu trabajo necesitas pasar mucho tiempo sentado, debes levantarte cada dos horas, caminando y estirándote para desentumecer de esta manera los músculos. Es recomendable también un corto paseo después de comer.
  • Intenta subir las escaleras cada vez que tengas que tomar el ascensor y si lo haces varias veces al día será incluso mejor.
  • Los fines de semana o en tu tiempo de asueto, debes alternar las actividades sedentarias con otras que tengan más movimiento.

Os aseguro que a mí esto me ha funcionado y puedo decir que llevo un año que añadiendo una dieta que tampoco me he muerto de hambre, he perdido bastante sobrepeso. Ahora parece que tengo una vida nueva, lo de antes era un poco una cruz. Vuelvo a sentirme mejor y sobre todo más ligero. ¡No dejéis que el sedentarismo gane la batalla!