El Masaje Tailandés y sus Beneficios para la Salud

El Masaje Tailandés y sus Beneficios para la Salud

No hace mucho que Elisabeth Gilbert publicaba su bestseller, Come, Reza, Ama y describía el viaje y revolución interior de su protagonista, Liz Gilbert interpretada por Julia Roberts en la gran pantalla. La película cuenta la historia de una mujer que aparentemente lo tenía todo y, sin embargo, se encontraba en medio de una profunda crisis personal.

En su ruta de descubrimiento pasa por Italia, India y acaba en la paradisíaca isla de Bali. En Bali visitaba a un simpático chamán que apenas con verla podía descifrar el significado de su malestar.

Me resultó muy curioso la forma de entender la enfermedad que transmitía ese simpático sabio balinés y me preguntaba si sería así realmente.

Empecé a informarme sobre Bali y, cada vez, empecé a tener más ganas de conocer esa zona del mundo, y aprender más sobre formas diferentes de entender la medicina.

Había trabajado varios años como fisioterapeuta en una clínica de Alicante, y a diferencia de la protagonista de Come, Reza, Ama estaba muy contenta con mi vida en general, pero se había despertado en mí una enorme curiosidad por explorar otras técnicas de masaje diferentes a las que ya conocía. Técnicas de masaje que al compaginarlas con las que ya conocía pudieran ayudar a muchas personas.

Después de pasar una temporada ahorrando decidí dejar mi trabajo y viajar a Bali y Tailandia para aprender técnicas de masaje alternativa.

El masaje Tailandés: una visión integral del cuerpo

El masaje tailandés se conoce en Tailandia como nuad boran, nuad bo rarn o nuat phaern boran, literalmente viene a ser masaje tradicional.

En Tailandia, el masaje tailandés es una de las ramas de la Medicina Tradicional Tailandesa, actualmente reconocido y regulado por el gobierno de ese país.

El masaje Tailandés tiene sus raíces en el masaje chino Tui Na, el Yoga hindú y la Medicina Ayurvédica que se remonta a más de cuatro mil años de antigüedad.

Este tipo de masaje al igual que todas las prácticas orientales de sanación se basa en la visión de la circulación de la energía en el cuerpo a través de senderos o caminos que los tailandeses denominan Sen.

Son muchos los beneficios del masaje tailandés principalmente para el estrés y la tensión cuerpo-mente, dolores musculares y articulares, el insomnio, problemas circulatorios o pérdidas de flexibilidad, entre otras dolencias.

Me parecía sorprendente que después de tantos años como fisioterapeuta hubiera todo un universo de técnicas de masaje que desconocía. La experiencia fue profundamente transformadora, terminé certificándome en masaje tailandés y aprendí a entender el cuerpo de un modo completamente nuevo a cómo lo había conocido con la medicina occidental.

Volví a Alicante con mi nuevo certificado de masaje tailandés y con muchas ganas de poner en práctica todo lo que había aprendido.

Al principio me costó un poco encontrar un centro en el que pudiera trabajar con este tipo de masaje así que me decidí por ofrecer mis servicios más por mi cuenta. Sabía que una vez que empezara con el masaje tailandés y con los grandes beneficios que aportaban un par de sesiones tendría cada vez más clientes.

Tenía algunos clientes fieles de cuando había trabajado como fisioterapeuta, así que empecé poco a poco, me hice con una camilla desmontable y me desplazaba personalmente a sus casas. Pronto empecé a ganar lo suficiente como para darme de alta como autónoma.

Nunca había trabajado como freelance, así que al principio estaba muy perdida, sobre todo con el tema de cómo hacer la Declaración de la Renta, así como todo el tema del IVA y del IRPF, si bien siempre me había gustado resolver las cosas por mi cuenta, el tema de gestión de ingresos y todo el tema de impuestos derivados me estaba haciendo perder mucho tiempo, así que empecé a plantearme seriamente contratar servicios de una asesoría para que me orientara un poco.

Mi prima llevaba muchos años como diseñadora gráfica autónoma, y también había pasado por lo mismo así que me aconsejó los servicios de su asesoría, la asesoría matiascarrillo. Me comentó que era una de las mejores asesorías para solucionar muchas de las dudas que podíamos tener al empezar como autónomos, y que gracias a su orientación ella había conseguido reducir considerablemente sus gastos e impuestos.

Para mí era importante que la asesoría me ofreciera un trato personalizado, directo y permanente, porque me sentía realmente perdida en todo el tema de gestión de mi proyecto y me diera soluciones prácticas que se adaptaran a la realidad de mi pequeña empresa de masajes. Lo cierto es que necesitaba que con la ayuda de un servicio de asesoría pudiera desentenderme un poco de todo ese papeleo, para poder así centrarme en hacer lo que realmente me gustaba.

No me arrepiento para nada de haber tomado la decisión de invertir una parte de mis ingresos en contratar un servicio de asesoría, delegar eso en unos buenos profesionales me ha dejado la tranquilidad suficiente como para centrarme en lo que me gusta hacer, y me ha librado de perder tanto tiempo tratando de desentrañas las mil y una marañas legales derivadas de la burocracia administrativa.

Ahora ya solo tengo que preocuparme de Comer, rezar, amar y dar a conocer los múltiples beneficios del masaje tailandés que, por cierto, cada vez tiene más adeptos que disfrutan en mis sesiones de un pedacito de Tailandia en su propio hogar.