Tu Boca puede decir mucho de cómo vives y cómo te cuidas

Tu Boca puede decir mucho de cómo vives y cómo te cuidas

Comerse la vida a bocados, saborearla…dicen que somos lo que comemos, y lo que comemos suele pasar primero por nuestra boca, así que, nuestra boca se convierte en el primer reflejo de nuestra salud.

Dietas inadecuadas e inactividad física suelen traducirse en un mayor riesgo de padecer enfermedades.

Trabajo como Nutricionista, mi trabajo consiste en asesorar sobre la mejor dieta posible adaptada siempre a las particularidades de cada paciente.

Cuando trabajas de cara al público, y más en el sector de la salud, podemos seguir diciendo que los ojos son el reflejo del alma, pero, sin duda, tu boca es el reflejo de tu salud.

No tardé en darme cuenta de lo importante que era cuidar mi salud bucodental, y tomar medidas al respecto. A pesar, de llevar una estricta rutina de limpieza dental, tengo tendencia a la periodontitis. Así es, mis encías se irritan con facilidad, así que siempre he tenido que cuidar mucho mi boca y más cuando empecé a trabajar en mi propia consulta.

Sería bastante incoherente que asesore sobre salud cuando mi propia boca me delata como descuidada en este sentido. Así que nunca he reparado en invertir en mi salud bucodental.

De hecho, voy desde hace muchos años a la misma clínica dental, la Clinica Dental Garriga, donde conocen a la perfección mi historial. Además, para mi es una de las clínicas con más experiencia cuentan con una segunda generación familiar dedicada por entero a la salud bucodental.

Se trata de un equipo más que experimentado de dentistas siempre en evolución, buscando las mejores y más eficaces técnicas tanto en blanqueamiento, como en ortodoncia, prótesis, endodoncia o implantes dentales.

Por otra parte, son especialistas en periodoncia, gracias a su trabajo mi boca cuenta con una extraordinaria sonrisa.

Si bien, sigo una buena dieta y hago ejercicio, pero a veces los remedios naturales no son suficientes cuando se tiene una propensión genética a padecer una determinada enfermedad.

Cuando comes bien, Ríes a gusto

Puede que no sea el ejemplo de la sonrisa perfecta solo por comer bien, no obstante, por lo general, una buena alimentación es clave para nuestra salud y esto se refleja en todo nuestro cuerpo y en una de esas sonrisas luminosas de oreja a oreja.

Así una mala alimentación puede ser la razón de que se desarrollen en un futuro enfermedades como la obesidad, enfermedades del corazón, accidentes cardiovasculares, cáncer.

Todas estas son enfermedades que podemos asociar con un estilo de vida poco cuidadoso en el que predominan una mala dieta, falta de ejercicio y consumo de tóxicos como el alcohol o el tabaco.

De hecho, la ingesta insuficiente de fruta y verdura está considerado como uno de los 10 factores principales de riesgo de mortalidad a escala mundial. En efecto, un déficit de fruta y verdura causa en todo el mundo un 19% de los cánceres gastrointestinales, 31% de las cardiopatías isquémicas y un 11% de los accidentes cardiovasculares.

Así una mala alimentación está también directamente relacionada con muchas enfermedades de la boca como son las caries, los defectos de esmalte, la erosión dental o las enfermedades periodontales.

Aunque es cierto que en mi caso no podía valerme solo de remedios naturales, sí pude comprobar los efectos positivos de algunos alimentos a la hora de tratar mi periodontitis, y estoy segura de sus enormes beneficios para el conjunto de una buena salud dental.

Entre los 5 alimentos que son mejores para tus dientes se encuentran, los arándanos, el Té verde, el Kiwi, las uvas y el vino tinto y los alimentos ricos en grasas insaturadas Omega 3.

En definitiva, puede que una alimentación y dieta rica en fruta y verduras no sea suficiente para evitarnos alguna que otra visita al dentista, pero en mi experiencia sí te ayudará a sonreír más y mejor.