Beneficios del Deporte en el Agua

Beneficios del Deporte en el Agua

Son muchos los beneficios de los deportes en el agua tanto para bajar de peso como para mantenerte en forma, y es que el agua crea las condiciones ideales para realizar ejercicios de bajo impacto.

El agua reduce entre un 60% y un 90% el peso del cuerpo debido a su flotabilidad natural. El cuerpo no se resiente y se libera del riesgo de posibles lesiones.

Al ser de bajo impacto es ideal para tratar dolores de espalda, articulaciones, así como si tienes escoliosis o te estás recuperando de alguna lesión en las piernas.

La alta densidad del agua hará que aumente también la densidad muscular, por lo que es ideal para modelar la figura de forma integral.

Por otra parte, también ayuda a conseguir más flexibilidad corporal, ya que la fuerza gravitacional en el agua es menor. En tan solo una clase puedes llegar a quemar entre 450 a 700 calorías.

Las Ventajas de Practicar AquaGym

Entre los diferentes deportes que podemos practicar en el agua, el Aquagym está especialmente indicado para personas mayores y en la recuperación de lesiones. Una de las principales razones es que nuestro cuerpo en el agua solo pesa una sexta parte de la masa sobre la tierra, con lo que los movimientos se hacen mucho más fáciles.

Entre sus muchas ventajas está la de fortalecer los músculos, y es que el agua tiene un efecto calmante, ya que nuestro cuerpo reacciona y recuerda los momentos que pasamos hace años en el útero de nuestra madre, además de que se liberan endorfinas como con toda actividad física lo que ayuda a que nos sintamos mucho mejor.

También es una forma de socializar y muy recomendable para mujeres embarazadas. Precisamente, esta fue la razón de que me decidiera a probarlo en mi primer embarazo.

Lo cierto, es que el Aquagym era el deporte perfecto por ese elemento de floración que hacía los ejercicios mucho más llevaderos que en tierra firme y con pocas sesiones empecé a notar los resultados y como se reducían mis dolores lumbares y de espalda.

Por otra parte, no requiere de un equipamiento uy sofisticado, es mejor, eso sí, llevar zapatillas adecuadas para no resbalar en el borde o en las escaleras al salir o entrar.

A mí lo que me costó más fue dar con la piscina adecuada, al final encontré una estupenda no muy lejos de casa en un club que había contaba con una piscina de poliéster de estructura especial para este tipo de deporte, por lo visto las fabrican en Piscinas DTP.

Lo cierto es que no me extraña que fuera una piscina fabricada por uno de los líderes del mercado, no solo en el diseño y la originalidad de los colores sino en lo estupenda que resulta para realizar todo tipo de ejercicios.

Encontrar esta piscina supuso una mejor radical en mi día a día. Es cierto que al principio coger el hábito puede costar, pero una vez que lo integras en tu rutina diaria empieza a ser más fácil y los beneficios son tantos que no sé cómo tardé tanto en empezar a hacer un deporte en el agua.

Ahora me he aficionado a nadar tres días a la semana además de mis sesiones de Aquagym, y es cierto que es una de las mejores formas de mantenerse en forma y evitar todo tipo de lesiones y dolores de espalda.